DIFERENCIAS ENTRE EL CERDO IBÉRICO Y EL CERDO BLANCO

DIFERENCIAS ENTRE EL CERDO IBÉRICO Y EL CERDO BLANCO

jamon cerdo ibérico y blanco

¿CUÁLES SON LAS DIFERENCIAS ENTRE EL CERDO IBÉRICO Y EL CERDO BLANCO?

Los cerdos ibéricos no son iguales que los cerdos blancos, ni por su raza y morfología, ni por su crianza y alimentación.

El cerdo ibérico es por lo general más pequeño que el cerdo blanco. Su aspecto es diferente de este último, con patas largas y estilizadas por el ejercicio continuado en el campo. Se trata de un animal más musculado, con una correcta distribución de la grasa en el paquete muscular debido al ejercicio físico.

Su cría se produce de forma exclusiva en las zonas sur y oeste de la Península Ibérica. El cerdo blanco, por el contrario, puede encontrarse en cualquier otra ubicación geográfica.

Los cerdos ibéricos se crían de forma extensiva en plena libertad en la dehesa, donde se alimentan a base de bellotas, cereales naturales, leguminosas y frutos silvestres entre 14 y 24 meses de vida. En estas zonas disponen de un espacio vital por animal que oscila entre 600 y 10.000 m2.

La conjugación de estos aspectos (raza del animal, forma de crianza y alimentación) son los que determinan en última instancia la calidad del jamón ibérico, con un sabor aromático, penetrante y gustoso al paladar.

En contrapartida, el cerdo blanco vive encerrado en granjas, donde se realiza una cría intensiva en la que se alimenta al animal a base de piensos compuestos y sin prácticamente espacio para moverse hasta un máximo de 10 meses de vida. Es por ello que sus patas son cortas, por su poca edad y acelerado engorde. Sus pezuñas apenas tienen desgaste, ya que prácticamente no se mueven. Esta vida sedentaria provoca una deficiente distribución de la grasa en el paquete muscular y un sabor plano e insípido.

Estos factores determinan que los productos obtenidos de cerdo ibérico sean completamente diferentes a los productos de cerdo blanco, tanto en su aspecto como en su aroma y sabor y por ende en su precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *