ELABORACIÓN DE PRODUCTOS IBÉRICOS

ELABORACIÓN DE PRODUCTOS IBÉRICOS

CHORIZO CULAR IBERICO BELLOTA

El cerdo ibérico se cría en las dehesas, que constituyen un ecosistema de bosque mediterráneo formado por arboledas de encinas, alcornoques y roble cuyo fruto, la bellota, es el componente esencial de la dieta del cerdo. La crianza natural del cerdo ibérico aporta a su carne un sabor exclusivo y singular.

El proceso de elaboración de los jamones, paletas y embutidos se realiza de forma artesanal, con objeto de conseguir el aroma y sabor característicos de estos productos.

Dicho proceso comienza con el despiece en la línea de producción, donde se separan las diferentes piezas del cerdo y se clasifican en función de su tipología y peso. Seguidamente se procede al salado; una vez clasificados los jamones por su peso, se procede a su apilado y se cubren con sal, que le aporta sabor y contribuye a su conservación. Para la elaboración de los embutidos (lomo, chorizo, salchichón, morcilla, etc.), se selecciona magro de la mejor calidad y se procede a su condimentado con especias naturales y con fórmulas que se han ido transmitiendo generación tras generación. Por último se encuentra la fase de curado y secado en la que los productos, en un lento proceso de maduración, alcanzan la textura, aroma y sabor característicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *